Quizá sea hora de hacer algo diferente a lo que ya hayas hecho, quizá sea hora de elegir otro camino. Quizá sea hora de plantearte un cambio de verdad, de proponerte un cambio de hábitos y dejar de buscar soluciones temporales. Quizá sea hora de salir del circulo vicioso de la dietas y dejar de ser un “dietante crónico”. Las dietas tienen un principio y un fin, pero los hábitos duran para toda la vida.

Estos son mis 5 consejos para para aquellos que busquen un cambio:

1.Ponte un objetivo realista. No pretendas bajar en 2 meses los kilos que has aumentado en 5 años. Este no es un objetivo realista, y es muy probable que si bajas muy rápido luego sufras el temido efecto rebote. Para que la pérdida de peso sea sostenible y dure en el tiempo debe ser paulatina y tiene que ir acompañada de un cambio en los hábitos.

2.Proponte un cambio a largo plazo. Si de verdad quieres cambiar tus hábitos, entenderás que esto no sucede de un día para el otro. Que para que una conducta se convierta en un hábito, necesitas tiempo, constancia y muchas ganas. Es un proceso largo y seguramente te encontrarás con algunos obstáculos en el camino. Si necesitas ayuda para encontrar herramientas y/o desarrollar habilidades que te permitan sortear estos obstáculos, ponte en contacto con un profesional de la nutrición.

3.Empieza poco a poco. Pequeños cambios para grandes resultados! Ir de 0 a 100 no le funciona a la mayor parte de las personas. Plantéate pequeñas metas que te ayuden a alcanzar tu objetivo final, como por ejemplo:

  • Si tomas verduras y hortalizas solo 3 veces a la semana, procura hacerlo todos los días, aunque sea una ración al día. El siguiente paso será completar las dos raciones. Pero recuerda, un paso a la vez.
  • Si comes una sola fruta al día, procura en un principio aumentar tu consumo a dos raciones al día. Puedes tomar la fruta sola (entera o en trozos), incorporarla al yogur o hacer u  batido con leche por ejemplo.
  • Si crees que tu consumo de ultraprocesados (galletas, pizzas congeladas, snacks, etc.) es muy alto, plantéate reducir ese consumo. Si estos alimentos están presentes en tu alimentación unas 4 veces a la semana por ejemplo, intenta reducir su consumo a dos veces a la semana. Una vez que logres esto puedes proponerte que solo representen una comida semanal. Recuerda que estos alimentos deberían ser la excepción en nuestra alimentación y lamentablemente muchas veces constituyen la regla. Mientras menos mejor.
  • Si tomas bebidas azucaradas en la comida y en la cena, reemplaza en una de las comidas por agua. El cambio será paulatino hasta que logres eliminarla de tu consumo habitual y la bebas solo en ocasiones especiales o el fin de semana. Si no consumes este tipo de bebidas, mucho mejor, creo que eso está claro! Pero si te cuesta quitarla de tu día a día, mejor y lento, pero seguro. Recuerda que esta vez quieres que el cambio sea duradero.
  • Seguramente luego de leer estas pequeñas metas se te ocurrirán muchas más. Apuntalas para que no se te olviden y establece prioridades para comenzar a trabajar en ellas.

4.Olvídate del número de la báscula y disfruta del proceso de cambio. Que un número no maneje tu vida. El número que marca la báscula no define quien eres. NO SOMOS UN NÚMERO. Quita el foco del número y pon esa energía en los conseguir los cambios que te hayas propuesto. Disfruta durante el proceso y alégrate por tus logros.

Recuerda que el cambio de hábitos es una carrera de fondo y que hay que ser constante y trabajar mucho para llegar a la meta.

PUEDE QUE CAMBIAR NO SEA FÁCIL, PERO ES POSIBLE.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a mi Newsletter y recibe contenido exclusivo

Viki Lorenzo

Viki Lorenzo

Licenciada en Nutrición. Profesional en dietética y nutrición que te guiará y acompañará en tu camino hacia un estilo de vida más sano.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Hola! Trabajas con obras sociales??

    1. Hola Natalia, te mandé un mail contestando a tu pregunta. Saludos!

  2. Mi niña hermosa felicitaciones sos una persona increíble te adoro !!!!

    1. Muchas gracias Griselda!!! Te mando un beso grande

Deja un comentario