Nos enfrentamos a la hora de preparar la merienda para el cole, ¿qué ponemos en la mochila? ¿qué tal esas nuevas galletas con forma de animales? ¿unas patatas fritas? ¿o será mejor una oblea bañada en chocolate? meriendas saludables 2

Estamos expuestos diariamente a un sinfín de alimentos y bebidas infantiles, góndolas de supermercados repletas de productos cada vez más atractivos, colores vibrantes, imágenes de superhéroes. Pero al final es lo único que son, un producto del marketing, porque su calidad nutricional es muy baja (por no decir nula).  Los niños tendrán infinidad de oportunidades para comer estos productos, pero no deberían ser los que elijamos darles a diario.

Aquí algunas ideas sobre lo que sí deberíamos elegir darles a nuestros hijos diariamente para que crezcan fuertes y sanos:

  • Sándwiches, rollitos o wraps integrales: rellenos de queso y vegetales, de atún y pimientos, de huevo, queso y vegetales, de tofu y vegetales, pollo, pavo, etc.
  • Fruta fresca: entera o ya cortada en trozos.
  • Fruta deshidratada: uvas pasas, orejones de ciruela o melocotón (durazno), chips de plátano (banana) o manzana, etc.
  • Yogur natural o griego: tener en cuenta que estos alimentos deben mantenerse refrigerados por lo que tienen que ser transportarse en recipientes térmicos (neveritas/heladeritas portátiles) con hielo en gel para mantener el frío.
  • Bebidas vegetales sin azúcar agregada.
  • Frutas secos o semillas: nueces, almendras, castañas, semillas de girasol (pipas)… Puedes hacer un mix con los preferidos de tus hijos y y pedirles ayuda durante la preparación.
  • Palomitas de maíz caseras.
  • Galletas caseras de avena, plátano y chips de chocolate, por ejemplo. En este caso los más peques pueden hasta cocinar su propia merienda. ¡Que satisfacción más grande, llevar al cole algo hecho por ellos mismos!

Otras opciones que pueden ser menos convencionales, pero no por eso tenemos que descartarlas:

  • Tomatitos cherry con dados de queso.
  • Arbolitos de brócoli.
  • Edamames (vainas de soja).
  • Bastoncitos o rueditas de zanahoria con hummus.
  • Tiritas de pollo a la plancha o rebozadas al horno.

Yo no lo olvides el AGUA, es la mejor bebida para que se hidraten durante el día.

Podemos utilizar algunas estrategias para incentivar a los más pequeños a elegir alguna de estas opciones:

  • Involucrarlos en el proceso de preparación y selección de las meriendas. Les encantará tomar sus propias decisiones.
  • Hacerlas divertidas: cortar los sándwiches con cortantes con formas de estrellas, aviones, corazones o con forma del superhéroe favorito de tu hijo.
  • Cortar las frutas en porciones con formas divertidas o hacer brochetas de fruta variada.
  • Preparar rolls con tortillas de fajitas o wraps en lugar de sándwiches para variar un poco.
  • Y, por último, predicar con el ejemplo. Si tus hijos te ven elegir alimentos saludables en casa, ellos también los elegirán.

Si quieres ayuda con la alimentación de tus hijos, no dudes en contactarme.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Suscríbete a mi Newsletter y recibe contenido exclusivo

Viki Lorenzo

Viki Lorenzo

Licenciada en Nutrición. Profesional en dietética y nutrición que te guiará y acompañará en tu camino hacia un estilo de vida más sano.

Deja un comentario